vc


Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si continúas utilizando este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

viernes, 26 de junio de 2015

IU A GOLPE DE PRIMARIAS ABIERTAS II (RESPUESTA A WISDORM)


Por Román Alonso
Mi artículo “IU a golpe de primarias abiertas” fue objeto de algunos comentarios. A alguno de ellos ya respondí al pie, pero hubo varios bajo el seudónimo de “WISDORM” (“W” a partir de ahora) que, por incidir en el meollo de mi argumentación, prefiero comentar con un artículo complementario, para facilitar la lectura.
Dado que W comparte múltiples aspectos de mi artículo, me voy a centrar en los puntos de discrepancia más relevantes.
W admite mi afirmaciones sobre los estatutos - “ocurre lo que relatas”dice - , pero introduce a continuación una serie de consideraciones sobre “el contexto en el que IU cambia y por qué”.
Resumiendo y apostillando cada uno de los cambios aducidos tendríamos:
- “un rechazo masivo de la militancia (apreciación personal de W) al candidato Willy Meyer” y a otros aspectos de la candidatura. O sea que el CPF se habría equivocado al decidir la candidatura en base los equilibrios internos de la muy plural IU, donde efectivamente debe tenerse en cuenta diversidad federal, el peso de las corrientes internas y los intereses estratégicos de IU. Willy Meyer tampoco era mi candidato preferido, pero no comparto la idea de que ante la dificultad del puzle a resolver se pretenda que la solución pasa por puentear la ineludible negociación y volcar la mesa de juego con unas primarias abiertas a simpatizantes.
- que Podemos “se hizo con muchos votos simplemente vendiendo “primarias”. W obvia “simplemente” el masivo apoyo mediático, descarado y desvergonzado que se aplicó al podemismo.
- “la rotura de “SUMA” el proyecto amplio donde participaba IU y donde estaba IA por cierto, germen de Podemos”. Como si en política no cupieran las rupturas. El acuerdo y el desacuerdo son cotidianos.
- “que no supimos ver la parte positiva, el auténtico potencial en este contexto de las primarias como agente movilizador del voto”. Es decir, un aspecto que la militancia de IU “no supo ver”, cuando votaba en la X asamblea congresual lo supera la eminencia gris del CPF, esos que se rocían diariamente con “empoderamiento ciudadano”. Por otra parte el agente movilizador del voto no son las primarias, sino los medios de comunicación que sitúan la política en su terreno y por eso “colaboran”.
- “ la creación de plataformas ciudadanas como las Mareas” que “solo aceptan como principio básico de funcionamiento interno las primarias, lo que obliga a IU, si quiere participar, a reformular su idea sobre ellas”. Centrémonos. La base del artículo que da origen as estos comentarios es que los estatutos de IU prohiben expresamente las primarias en IU para decidir sobre candidaturas. Las primarias en las mareas o plataformas en que IU decida sumergirse o participar son tema aparte. Mi opinión es que nada obligaba a IU a sumergirse en las “mareas”. De hecho IU tuvo unos resultados excelentes en las municipales en las localidades donde no concurrió en mareas, excepto en casos puntuales como Madrid.
- “el éxito de Podemos fue mayor por partir de cero y los seis diputados conseguidos por IU eran “lo mínimo que nos habíamos marcado y el peor resultado que nos marcaban las encuestas. Totalmente insuficientes para la transformación del país y dar el golpe en la mesa”. El éxito de Podemos fue sin duda espectacular, por el apoyo mediático al ser funcional al sistema, como lo fue el PSOE en la transición. Los resultados electorales fueron efectivamente inferiores a lo que las encuestas nos pronosticaban meses antes. Lo que procedería en el CPF correspondiente sería hacer un análisis riguroso de lo ocurrido y no perder el culo ante la sacudida Podemos. En vez del rigor para analizar los daños del edificio se optó por pintar la fachada. Lo de la “transformación del país” y el “golpe en la mesa” , aparte de no figurar como expectativa en ninguna encuesta preelectoral, merece una reflexión que sobrepasa el ámbito de artículo que nos ocupa.
- “que IU lleva desde la IX asamblea hablando de refundación porque “sólos” no podemos”. De acuerdo que se lleva hablando mucho de refundación dede la esa fecha. Recuerdo que a los pocos meses incluso se publicó por la dirección federal de IU un documento para concretar sobre el tema, pero ni ese ni cualquier otro documento del mismo nivel mencionó para nada las primarias abiertas. La mezcolanza de refundación y el que “solos no podemos” también merecería un artículo que ahora no cabe.
Con este contexto “nuevo” encima de la mesa nos rescata W “una resolución encabezada por Alberto Garzón que básicamente reclamaba los movimientos que ahora está dando la organización y mandataba para cambios profundos internos y convergencia con todo lo que en aquel momento se movía”. Dicha resolución - desconocida para mi y por lo tanto para la mayoría de la afiliación, dado que por aquellas fechas era coordinador comarcal en Vigo y seguíamos al detalle las producciones de la dirección federal. Si además es tan importante, ¿por que no está publicada en la web de IU al mismo nivel que los estatutos? - nos la presenta W “como justificación del giro, pero metiéndonos de lleno en el tema de las primarias, no se ha incumplido si no bordeado lo aprobado en la X asamblea entorno a las primarias”.
O sea que, según W, el espíritu de una resolución, desconocido incluso para Alberto Garzón cuando escribió su referido artículo contra las primarias abiertas, pesa más que los concretos artículos de los estatutos publicados en la web de IU.
No pertenece a este capítulo y por ello me abstengo de comentar lo que hicieron los consejos politicos respectivos a posteriori de las primarias abiertas antiestatutarias.

Es falso que “el “poder” lo tienen las asambleas de base según los estatutos”. Los estatutos establecen claramente que la competencia para cualquier acuerdo de coalicion sobrepasa el ámbito local. Ese poder de decisión a las asambleas locales se lo ha transferido el CPF de IU en otro acuerdo lamentable, también antiestatutario, para dar acogida a los hechos consumados de Ahora Madrid y ciertas mareas de Galicia. Se trata de un tema ajeno al artículo que nos ocupa, por lo que me abstengo de comentar los esfuerzos de EU dentro de esas asembleas falsamente etiquetadas de “ciudadanas”, dado que participaban en ellas poco más que cúpulas de partidos viejos o nuevos.

Tania hace las declaraciones que menciono a 8-02-15, a pocos días de darse de baja en IU 05-02-15. Os guste o no, Tania fue bandera de los defensores de las primarias abiertas - a los simpatizantes por supuesto - por ello sí que es importante lo que diga esta ex-militante a la que ahora parece que se invitará a regresar en IUCM, aunque, vista su imputación actual, tal vez se lo piensen mejor.
Mi intención no era insultar a Arregui. El calificativo de “podemita” se lo adjudiqué para describir sus lamentos por no haber logrado la entente con Podemos para las europeas del 14. Respecto a Monereo me sorprende que le moleste la atribución de “podemita”, porque no veo otra forma de calificar a un dirigente que está en afiliado a IU y PCE mientras ensalza a Podemos y pide que nos pongamos bajo su estela. Personalmente no me siento insultado cuando me etiquetan de “comunista”.
W también considera boicot la falta de rivales para Garzón en las primarias, rivales a los que se exigiría además “que jugaran a ganar”, para que la victoria de Garzón retumbara potente como un folión mediático y no resultara lo que salió. Lo de Pedrajas fue por lo visto una decepción. Juego extraño que a los viejos nos sorprende.
Para nada he considerado injusta la victoria de Garzón. Simplemente explicité que, visto lo visto, se pudo haber ahorrado todo el proceso de primarias abiertas a simpatizantes, dado que ninguna otra persona candidata se postuló ante el CPF que debería decidir, ni exigió unas primarias circunscritas a la afiliación como contemplan los estatutos.

Me parece tramposa la afirmación de W, cuando afirma que “compartimos la necesidad de que la militancia sea parte activa de todas las decisiones claves que tome IU para garantizar su futuro”, porque discrepamos radicalmente. Yo soy partidario que que se respeten los que la militancia aprobó estatutariamente y W defiende lo contrario.
W también induce a confusión al pretender marcar un territorio diferenciador con un “creo en la convergencia”, porque no conozco a nadie en IU que que cuestione la convergencia.

La creencia de que “el CPF tiene legitimidad y desarrolla lo aprobado en la X asamblea en el nuevo contexto social” no pasa, en el mejor de los casos, de una ilusión, un sentimiento, que se contradice literalmente con la realidad y materialidad de los estatutos vigentes. Estatutos con los que el CPF hizo mangas y capirotes.

Y ya que W me pregunta, no se a cuento de qué, por el nombre de la fuerza política más cercana a IU, le respondo. La fuerza política más cercana a IU es aquella que confluye con IU en lo programático y en las mobilizaciones sociales, que nos respeta como organización soberana y no exige que nos disolvamos en mareas, para conformar candidaturas de consenso.
Añado algo más. Una organización como IU también debe hacerse respetar. En estas pasadas municipales, en muchas localidades, bastantes de ellas en Galicia, hemos desechado la exigencia podémica de disolución en primarias. Se hace difícil hacer comparaciones pero es evidente que en la provincia de Pontevedra y en la comarca de Vigo en particular hemos tenido un éxito expectacular cuantitativa y cualitativamente sin pasar por el aro de las mareas y sin negar por ello el exito de EU en las localidades donde EU sí se plegó a ellas; éxito por otra parte previsible sin ese peaje “mareante”.
Como colofón, amigo W, te regalo este artículo de Carlos Martínez donde analiza magistralmente algunos aspectos que comentamos. 



3 comentarios:

Wisdorm dijo...


Lo primero me gustaría agradecer esta respuesta fundada y argumentada a mi comentario.

Estoy de acuerdo en muchas cosas de las que planteas. Por ejemplo cuando planteas que no hablo del apoyo mediático de Podemos, no lo hice porque no era objeto de la argumentación (diferencias con IU que pudieran vender en las europeas), pero lo comparto.

Si vamos al tema estatutario exclusivamente el debate te da la razón. Sería necesaria una asamblea extraordinaria urgente para cambiarlos o bien negarse a las primarias. Incumplirlos no es una opción o no debería serlo, porque la asamblea es el lugar donde se escucha la voz de la militancia.

Pero vuelvo a un punto de mi respuesta que obviaste. Planteo que además del proceso de primarias para elegir candidato/a, también se llevó a cabo paralelamente el método tradicional de elección por los cauces internos. Planteo incluso un caso donde el candidato ganador de las primarias no lo fue porque internamente se elegió a otro así como otros que estuvo en duda hasta el final.
De ahí que hablara de bordear y no traspasar estatutos. El método válido sigue siendo el de siempre, pero los componentes del órgano de decisión, son precisamente los que autorizan las primarias y por lo general se comprometen a respetarlas. Pero nadie es candidato tras ganar unas primarias, si no tras ser elegido posteriormente en el CPF, Consejo regional, o donde corresponda.

Hay una frase que incluso agranda en el segundo matiz esencial “exigencia podémica de disolución en primarias.” al hablar de las mareas.
-Me parece un error creer que únicamente Podemos exigía las primarias abiertas en las mareas. En Vigo no está Podemos y se hicieron. Podemos no las puso de moda, estaban de moda gracias a los medios y Podemos se aprovechó de eso.
-Argumentas que las primarias nos han disuelto, pero yo creo que no nos hemos disuelto, al menos “por las primarias” en las mareas. Las primarias no fueron un gran problema para IU, más bien para otras organizaciones que no tenían nuestro musculo militante.
-Participar en primarias de la marea para nada rompe los estatutos, puesto que IU en estos procesos presentó su candidato. Es decir, el candidato de IU ya se elegió (en este caso por primarias internas previas, pero vamos a obviar eso) y luego confronta con otros en unas primarias para ver quien encabeza. Es decir, como el caso de Galicia con Yolanda o de España con Garzón, el candidato de IU no cambia, es Yolanda o es Garzón, otra cosa es el puesto en la lista a las elecciones tras acuerdos con otras fuerzas políticas. En el caso de Galicia eso cristalizó en Beiras primero y en el caso de España podría suponer primarias u otro tipo de mecanismo para elegir al cabeza de lista pero el de IU, tal y como marcan los estatutos estaría claro, IU no iría con mil nombres para ese puesto si no con uno, su candidato. Al final esto es crucial, hay que diferenciar las primarias que por ejemplo se hicieron en puntos de Galicia para elegir quién encabezaba la lista de IU, de las posteriores en los procesos de las mareas. En el segundo caso ningún documento hace referencia a prohibir las primarias fuera de IU porque es imposible. Ahora el debate estaría en si entiendes este punto de forma diferente.

Me ha gustado mucho este análisis que realizas y comparto los problemas de las primarias del artículo al que enlazas (nunca los negué, solo remarque que en este contexto también tienen puntos positivos), así como poseo el libro que se menciona.

Siento alargar el debate, un saludo.

BR dijo...

Un saludo Wisdorm
Román

Wisdorm dijo...


No me ha gustado mi propia respuesta por eso la resumo en que siempre va a existir el ardiz legal que permita normalizar una situación anormal que no casa con los estatutos además de que actualmente existe una situación que desborda lo conocido. Es por tanto necesario plantearse dos puntos de forma urgente.
1. IU necesita desarrollar aquello que aprueba en sus asambleas y que pocas veces se desarrolla, este es solo un caso más.
2. Hay que argumentar por todo ello desde lo ideológico, no desde lo legal.

Mucho más corto y mucho mejor explicado.